• Carolina Bejar

3 ESTRATEGIAS DE IMAGEN DEL ESTAFADOR DE TINDER.


Simon proyectaba una imagen única, poderosa, que llamaba la atención de inmediato y que era casi imposible que no fuera “la pareja ideal” que ellas creían. ¿Cuáles eran sus estrategias? Aquí te las comparto.

1. Apariencia:

Esta representa el 55% total de tu imagen, esto quiere decir que lo que proyectas con tu vestimenta, complementos y accesorios tiene un gran peso en tu branding personal.

En el caso de Simon, las prendas que vestía eran de grandes diseñadores, los autos que usaba eran marcas de lujo y se hospedaba en hoteles de 5 estrellas. Sin duda, emitía una imagen poderosa, de alto nivel y realmente parecía el hijo de un millonario.

Sin embargo, es importante que recuerdes la regla de “ser y parecer”. Lo que eres en el interior, también se vea reflejado en el exterior de manera transparente. Cuando no coinciden, afecta tu reputación y credibilidad.

2. Comportamiento:

Este tiene un peso en tu imagen de un 38%, dentro del cual debes de tomar en cuenta tus gestos, movimientos y posturas.

Leviev era un experto en aparentar una vida que no tenía y sabía muy bien cómo comportarse en cada momento. Desde la primera cita lograba una conexión única al mostrarse cercano, caballeroso, atento, y a su vez, denotaba su poderío.

Por otro lado, la vida de millonario que decía tener, la proyectaba con las actividades que realizaba; sus viajes en jets privados y los gastos en cada salida, provocando que sus víctimas creyeran en él.

Por ello, alcanzar tus objetivos no solo tiene que ver con tus conocimientos, si no también tu forma de actuar en cada contexto. Ser coherente con quién eres, te ayudará a construir un buen branding personal.

3. Comunicación:

Lo que dices con palabras solamente representa el 7% de tu imagen, y, aunque es un bajo porcentaje, es igual de importante que todo lo demás porque deben de coincidir tus palabras con cómo las expresas.

Leviev sabía muy bien cómo lograr una comunicación exitosa con sus víctimas, diciendo todo aquello que esperaban escuchar. Conforme avanzaba la relación, les decía que estaba siendo amenazado, logrando así, su objetivo de estafar a sus parejas.

Las palabras son muy poderosas y expresadas de manera asertiva aún más. Sé consiente de ellas sin abusar de los demás.

El estafador de Tinder utilizó todas estas estrategias para lograr sus objetivos, demostrando el poder que tiene una buena imagen; sin embargo, sus fines no eran lícitos y dañaban a terceros.

Por ello, alinea tu apariencia, comportamiento y comunicación con quién eres; si eres coherente, tendrás un impacto positivo en tu branding personal. Recuerda que una imagen auténtica y honesta te abrirá muchas puertas.

14 visualizaciones