• Carolina Bejar

5 Aspectos en tu comunicación No Verbal que te han impedido destacar

¿Alguna vez has visto la televisión sin sonido y te preguntas como es que estas entendiendo lo que dicen , sin saber exactamente qué palabras usan  los conductores o los personajes del programa?  esto lo entiendes gracias al poder de la comunicación no verbal.  La  manera en que vestimos, nos paramos, movemos, al igual que nuestros gestos en general, deben de ser coherentes con lo que estamos diciendo para poder proyectar una imagen mucho más exitosa y, de esta forma, lograr nuestros cometidos.

Podrías no darte cuenta y estar utilizando el lenguaje no verbal en tu contra, continua leyendo para saber si lo estás haciendo bien o no.

  1. No ver a los ojos – establecer contacto visual es sumamente importante, ya que de esta forma, la otra persona sabes que le estás poniendo atención y que te es importante lo que está diciendo; de otra forma si desvías constantemente la mirada y no mantienes un contacto visual fijo,  proyectas  inseguridad, a pesar de que no seas una persona insegura.

  2. Mantener una posición cerrada – esto quiere decir cruzar los brazos o poner objetos frente tuyo,  ya que indica a la otra persona que no estás dispuesto a escuchar o aceptar lo que dice.  Utiliza ademanes en los que abras tus brazos y muestres receptividad.

  3. No demostrar interés – esto puede ser si estás mirando constantemente tu teléfono o estás más preocupado por la plática del compañero de al lado que con quién estás hablando; realmente es cualquier acción que denote aburrimiento y desesperación. Interésate por lo que está diciendo y haciendo la otra persona.

  4. Vestir inadecuadamente – sobre todo en el ámbito laboral es muy importante encontrarse siempre físicamente presentable. Si vas a una cita de negocios y no respetas el código de vestimenta o simplemente te pusiste lo primero que encontraste, estás mandando señales contrarias a lo que quieres lograr en dicha cita.

  5. Expresiones de poca accesibilidad – esto puede ir desde hacer una mala cara hasta mantenerse demasiado serio. Muchas veces percibimos a personas de forma muy diferente de como realmente son, únicamente porque su expresión es muy dura o seria. En estas ocasiones podemos lucir demasiado intimidantes y poco accesibles.

1 vista