• Carolina Bejar

6 FRASES QUE NO SE RECOMIENDA UTILIZAR EN TU TRABAJO


Para comunicarnos de manera efectiva, es necesario usar las frases y palabras correctas que nos ayuden a expresar bien nuestras ideas; esto reflejará mayor personalidad, confianza, así como profesionalismo al hablar con nuestros clientes o compañeros.


La comunicación efectiva es de vital importancia en el mundo laboral, pues no es suficiente tener una buena imagen para lograr tus objetivos y alcanzar tus metas, sino también requieres saber expresarte correctamente con palabras, gestos y movimientos.


Para lograr lo anterior, es necesario tener un amplio vocabulario e identificar aquellas frases o palabras que debiliten e impidan tener una buena comunicación con tus clientes y compañeros de trabajo, para así poder evitarlas.


De acuerdo con Alan Samuel Cohen, coach y autor de The connection challenge, “las palabras son poderosas y algunas pueden tener una energía que, en el mejor de los casos, solo te distraen. Y en el peor, pueden desencadenar una fuerte reacción negativa de quien te escucha, ya sea hacia la conversación o hacia ti”.


Platicar es de todos los días y, si bien no puedes controlar la reacción de la otra persona, si puedes detenerte a pensar qué y cómo dirás algo. Por ello, te comparto 6 frases que impiden una buena comunicación; identifica si las dices para ya no hacerlo más.


1. “Pero… “: cuando lo mencionas, descalificas lo antes dicho. Al decir “Es un gran proyecto, pero…” se pone en duda la primera parte de la oración; en lugar de eso, utiliza “y”. Por ejemplo: “Es un gran proyecto y podemos revisarlo con más detalle”.


2. “Estoy intentando”: esta frase aparenta la duda de tus capacidades y que existe la posibilidad de fracaso; la otra persona desea tener la certeza de tu capacidad para cumplir lo acordado. En lugar de ello, dile qué es lo que harás y llévalo a cabo.


3. “¿No crees?”: al utilizarla estás buscando la aprobación de la otra persona. Muéstrate seguro de lo que dices y eso impactará positivamente en la confianza que el otro tenga en ti.


4. “Estoy ocupado”: con esto limitas la empatía y generas que la conversación se detenga; en su lugar, menciona en qué momento es mejor discutirlo. Por ejemplo: “me encantaría platicarlo, ¿estás de acuerdo que lo hablemos en una hora?”.


5. “Esto puede sonar tonto”: esto reduce significativamente lo que vas a decir y tu credibilidad, pues le estás restando importancia a tus palabras. Expón todas tus ideas sin descalificarte y serás mayormente valorado.


6. “Siempre se ha hecho así”: con esta frase estás revelando una actitud inflexible, cerrada y con poca voluntad al cambio. Evalúa los pros y los contras de la nueva situación para ver la mejor manera de adaptarte a ello.

Recuerda que si quieres sobresalir, es importante tener un lenguaje efectivo. No digas más estas 6 frases que evitan una buena comunicación; de ahora en adelante muéstrate con mayor seguridad y confianza para fortalecer tu branding personal.

10 vistas