• Carolina Bejar

Cómo ser adecuado en una entrevista de trabajo – Parte II

Cuando nos presentamos a una entrevista de trabajo hay varios puntos con los que tenemos que ser cuidadosos y poner especial atención. Te diremos algunos de los más importantes.

Presentarse con un mal aspecto, tanto de higiene personal como de vestuario. Debemos asistir a una entrevista dando una buena imagen, aseados y con la ropa adecuada.

No mirar a los ojos a la persona que le entrevista cuando le está hablando o está hablando usted con él. Esto denota falta de interés, podemos entender los nervios pero siempre hay que mirar a la cara a las personas.

Llegar tarde a la entrevista. Sabemos que el tráfico puede y es impredecible. Lo que aconsejamos es que un día antes vayamos a ver donde están ubicadas sus oficinas, las rutas de acceso y los estacionamientos. Si vamos tarde lo correcto es hablar con anticipación e informar de la situación, nunca inventar pretextos, tenemos que hablar con la verdad.

Tener un pronunciado interés solamente por el dinero, sin tener en cuenta otras condiciones. Si la remuneración es importante, por eso nos hemos preparado, pero también tenemos que conocer cuáles son sus expectativas, qué esperan de nosotros y cuáles son las funciones que vamos a desempeñar.

Saludar de una forma fría, distante, con un apretón de manos frágil y temeroso. El saludo es parte fundamental de nuestro acercamiento, si saludamos de una manera frágil denotamos debilidad, falta de confianza y poco interés, si nuestro saludo es demasiado afectuoso no estamos respetando los límites personales y eso puede resultar muy agresivo.

No responder de forma clara, sino con divagaciones y respuestas ambiguas. Contestar de manera clara lo que nos están preguntando, no hagas un monólogo pretendiendo llenar el espacio, si no entendemos o no sabemos lo que nos están preguntado hay que ser claro y pedir que nos elaboren la pregunta de una manera distinta.

No agradecer al entrevistador, al terminar, el tiempo que le ha dedicado. Al terminar la entrevista debemos dar las gracias por el tiempo que han invertido en escucharnos, esto nos da puntos extras, denota interés y hace sentir que el tiempo ha valido la pena.

Para prolongar y dejar una mejor impresión, es adecuado que le mandes una nota por correo electrónico agradeciéndole su tiempo.

0 vistas