• Carolina Bejar

Cuidado Diario de la Cara

No sólo se trata de elegir el tratamiento adecuado a nuestro tipo de piel, sino de ser constantes y de seguir una rutina sabiendo cuándo y cómo aplicar cada uno de los productos que necesitamos.

Con un poco de constancia y dedicación, toda mujer puede mantener su rostro bello y lozano a cualquier edad y en cualquier momento del año.

Para lucir un rostro saludable y bonito es preciso cuidar la piel a diario, utilizando productos adecuados a cada tipo de piel.

Cuidado diario

Hay dos momentos clave en el día en los cuales debe tratarse la piel: Por la mañana, ya que al dormir el cuerpo va purificándose y eliminando impurezas a través de la piel. Es por ello que hay que realizar una limpieza profunda del cutis al despertarse, para eliminar aquello que nuestro organismo haya desechado, aunque sea imperceptible a la vista.

Por la noche, antes de ir a dormir es necesario higienizar el rostro por completo para quitarle a la piel todas aquellas partículas e impurezas que pueda haber recibido durante el día. Además, es el momento propicio para realizar un tratamiento de hidratación y nutrición profunda.

Antes de cualquier tratamiento, es fundamental limpiar bien la piel -con un jabón específico para las pieles grasas o una leche limpiadora para las más secas- y calmarla con un tónico.

La crema hidratante es fundamental en la rutina de todo tipo de piel, también de aquellas más grasas y acnéicas y con independencia de los sérums y otros productos con los que vayamos a acompañarla. Lo ideal es elegir una línea de cosmética natural, sin parabenes, colorantes y perfumes sin alérgenos.

Los sérums son los primeros tratamientos que se aplican en la piel completamente limpia. Suelen tener una textura muy ligera, como un gel, que favorece su absorción y actúan como base que prepara la piel para que ésta absorba todos los nutrientes que le vayamos a aplicar a continuación.

A continuación, es recomendable utilizar un contorno de ojos mañana y noche. Éste no se aplica en la zona de la ojera, sino en el hueso inferior del ojo, en muy pequeña cantidad para evitar que se hinchen y con leves toques con el dedo corazón y anular.

0 vistas

Carolina Bejar se especializa en imagen personal y corporativa, abarcando las áreas de Estilo Personal y Análisis de Líneas.

Email: carolinabejar@estiloenimagen.com

 

Teléfono: +52 55 9185 9301