• Carolina Bejar

El arte del “Storytelling”

Tu éxito no depende de lo que dices sino de cómo lo cuentas y las emociones que generas

Siempre he tenido en mente que para vender o venderte efectivamente tienes que tener en claro tu punto diferenciador, es decir, ¿qué te hace inconfundible y especial con relación a la persona que tienes a un lado?, ¿por qué el cliente debe elegir tu producto o servicio y no el de otro proveedor?

Como ya he mencionado en este espacio, nuestra sociedad va más de prisa que nunca, de manera que cada vez hay menos probabilidad para tener segundas oportunidades al momento de captar el interés de alguien.

Un recurso que descubrí y que nunca me falla es el famoso Storytelling, que consiste en el arte de comunicar de una manera diferente para lograr crear un vínculo con tu público a través de las historias.

De acuerdo con el empresario estadounidense Seth Godin, el marketing ya no se trata de las cosas que vendes, sino “de las historias que cuentas”. Coincido en este punto de vista, pues somos seres más emocionales que racionales, por ello, necesitamos sentirnos identificados con los demás y por consiguiente con ciertos productos.

Es un hecho que las historias forman parte de nosotros y son ellas las que nos hacen interesarnos por una persona, producto o servicio además de que generan experiencias.

Para mejorar la forma en cómo te comunicas quiero compartirte seis puntos que debe tener tu Storytelling para que sea efectivo y poderoso.

  1. Motivación.Sin motivación no hay emoción, por ello es fundamental sensibilizar a la otra persona para generar la acción. Tu receptor debe sentirse identificado con tu historia, así que revisa primero a qué tipo de público te diriges.

  2. Reiteración.El propósito de un Storytelling, es que la otra persona compre tu producto o servicio, por ello, procura ser un poco reiterativo sin caer en el exceso y cuida ser claro para que la persona tenga en mente tu mensaje.

  3. Climax.Toda historia tiene momentos de conflicto e incertidumbre y esos momentos son justo los que dan sentido a la vida de las personas, por ello debes contar historias reales que formen parte de la vida de tu público.

  4. Fácil de recordar.Toma en cuenta que a veces lo más sencillo es lo mejor, no requieres una historia de súper héroe, basta con algo real que genere vínculos emocionales con tu público.

  5. Propuesta de valor. Genera contenido auténtico, diferente y único, pues habrá muchos artículos o servicios como el tuyo, de ti depende hacerlo diferente.

  6. Promesa.Al prometer algo, captas la atención de la audiencia, sin embargo debes asegurarte de cumplir y superar esas expectativas, para que después tu marca hable por sí sola.

  7. Empresa o marca. El final de tu historia debe siempre ser tu marca, su éxito y diferenciador.

Recuerda, no sólo importa lo que dices sino lo que haces sentir y las experiencias que generas en el público al que te diriges.

Carolina Bejar se especializa en imagen personal y corporativa, abarcando las áreas de Estilo Personal y Análisis de Líneas.

Email: carolinabejar@estiloenimagen.com

 

Teléfono: +52 55 9185 9301