• Carolina Bejar

EL PODER DE TU REPUTACIÓN ONLINE


La reputación online ha cobrado relevancia, incluso hoy en día nuestro branding personal puede considerarse una marca, pues de alguna manera promocionamos nuestra vida en redes sociales. Por eso es importante mantener una imagen positiva.


¿Has escuchado casos donde una marca se ve fuertemente afectada por un mal comentario o foto en sus redes sociales? O incluso, ¿te ha pasado que tu reputación online tiene un impacto negativo por un error en el mundo digital?


Actualmente la información se viraliza tan rápido que, en tan solo unas horas, una publicación puede dar la vuelta al mundo y volverse tendencia, ya sea a favor o en contra de tu marca; el gran problema es cuando impacta de manera negativa.


Pete Knott, consultor digital de Lansons, empresa especializada en el manejo de la reputación, afirma que las redes sociales son la amenaza más inmediata para la imagen y branding de tu compañía, ya que si no lo tomas en serio, tendrá consecuencias directas en tu credibilidad, liderazgo e incluso en tus ventas.


Un gran ejemplo de cómo se puede desprestigiar tu reputación online en tan solo 140 caracteres, es el libro “El poder de un tweet” de Rafael Gárate, comunicólogo y publirrelacionista. En él describe 8 historias que hablan de cómo con pocas palabras la vida puede cambiar radicalmente para bien o para mal.


Una de esas historias es la de Sandra James quien en la vida real es Justine Sacco. Ella publicó un tweet al inicio de sus vacaciones en África que decía: “Por fin a bordo del vuelo rumbo a África! Espero no enfermarme de SIDA. HAHA! ¡Es broma, soy blanca!”. Como consecuencia, vivió una de sus peores vacaciones, perdió su trabajo en Nueva York y no encontraba pareja; porque su nombre, se relacionaba con ese comentario.


Como este, existen miles de casos más donde la reputación online se ve comprometida, evita que esto te pueda pasar a ti con estas recomendaciones:

  • Filtra tu información: No todas tus fotos, opiniones o quejas tienes que compartirlas en las redes sociales. Antes de publicarlo pregúntate si es algo de lo que te sentirás orgulloso después.

  • Piensa antes de escribir: Muchas veces, el enojo o la frustración, puede nublar tu mente y con ello, hacerte publicar algo, de lo que después te arrepientas. Detente un momento y deja que tus ánimos se calmen.

  • Define cuál es el mensaje que quieres transmitir: En ocasiones, tus palabras a través de las redes, pueden ser mal interpretadas y afectar directamente tu branding personal. Date el tiempo para definir tu mensaje y la mejor manera de comunicarlo. Si te es posible, redacta un borrador antes.

  • Sé congruente con tus palabras y acciones: Es importante que tus valores y creencias se vean reflejados en todos los ámbitos de tu vida; incluido el mundo digital. De no ser así, perderás credibilidad.

  • Discúlpate si es necesario: Si cometiste un error en tus redes, es importante que lo reconozcas; ya que una disculpa sincera puede calmar los ánimos de tu audiencia.

Finalmente Waffen Buffet decía: “se necesitan 20 años para construir una reputación y solo 5 minutos para arruinarla”. Recuerda que hoy en día la información viaja en cuestión de segundos y tus palabras podrían tomar una relevancia inesperada.

0 vistas

Carolina Bejar se especializa en imagen personal y corporativa, abarcando las áreas de Estilo Personal y Análisis de Líneas.

Email: carolinabejar@estiloenimagen.com

 

Teléfono: +52 55 9185 9301