• Carolina Bejar

Las buenas “compañías”, ¡También forman parte de tu imagen!

Amigos, familia, pareja sentimental entre otros; todos forman parte de tu imagen, puesto que ellos son una extensión de ti ya que compartes trabajo, hogar, y hasta tus espacios más personales. Compartes lo que eres, lo que te gusta, lo que odias, tus sueños y fracasos, es por eso que en ti se refleja lo que ellos y tu son.

Te has imaginado, ¿qué pasa cuando tu compañero de trabajo siempre llaga tarde y de mal humor, sin saludar a nadie y con un aspecto desalineado? ¿Te gustaría hacer equipo con esa persona y que hablaran y te trataran de la misma manera que lo hacen de ella? Y todo esto… ¿Qué tiene que ver eso con imagen?

La importancia de tu imagen, no radica únicamente en cómo te ve tu jefe, tus amigos o compañeros de trabajo por el contrario todo tu círculo social en el que te desenvuelves influye para la creación de una buena imagen, crees que una persona que te hace mal ¿te quiere? Cuando tenemos una mala concepción de lo que es apreciar a alguien, no nos importa ni lo que piensan ni lo que hablen de ella; con las buenas compañías evitaras muchos problemas y a su vez contribuirás en tu buena reputación pues nunca harán algo para hacerte quedar mal.

¿A quién le gustaría estar con una persona que tiene una pésima reputación o con alguien que critica a las personas y se queja de todo? ¡A nadie! Esas personas son las que provocan siempre un ambiente muy pesado en cualquier lugar, mala actitud y ser negativo a todo. Por ello la famosa frase “dime con quién andas y te diré quién eres” porque la gente que te vea con ellos, pensaran que eres igual a ellos y aunque no lo seas, te trataran de la misma manera.

Por poner una situación más común, ¿Qué pasa cuando te juntas con un grupo de personas que siempre está de fiesta, toman y fuman en exceso, no cumple con su trabajo, no atiende a su familia, etc.? Las personas pensaran que tú también lo haces por el hecho de verte con ellos; con esto no trato de decir que siempre te van a catalogar pero si tienes que cuidar cómo y en qué medida te relacionas con los demás. Más que cuidar lo que dicen los demás, cuidarte a ti mismo y como te lo he mencionado anteriormente, la imagen no es únicamente como vistes ni cómo te vez, sino como piensas y actúas y por lo tanto la gran importancia de cuidar tu salud tanto física como mental, ello te hará sentir mejor y rodearte de la mejor compañía, aquella que siempre te hará crecer y que quiere lo mejor para ti. Y no lo olvides, todos somos humanos y cometemos errores, pero una buena compañía nunca te hará daño y siempre te dirá las cosas de frente.

• La amistad es el ingrediente más importante en la receta de la vida. • “La amistad es un alma que habita en dos cuerpos; un corazón que habita en dos almas.” (Aristóteles). • Un amigo no es quien te acompaña, es quien te guía. • Un hermano puede no ser un amigo, pero un amigo será siempre un hermano. • Amigo es aquel extraño ser que te pregunta que tal estas y se preocupa por escuchar la respuesta.

0 vistas