• Carolina Bejar

LAS 5 “S” DEL MÉTODO KAIZEN PARA IMPULSAR TU CRECIMIENTO PROFESIONAL.


La disciplina y el trabajo constante son esenciales para alcanzar nuestras metas; sin embargo, a veces es necesario pautarnos hábitos para dar orden a nuestras actividades diarias. En el camino hay métodos que pueden ayudarnos.


¿Muy seguido te falta tiempo para acabar todos tus pendientes del trabajo? ¿Sientes no tener el crecimiento profesional que esperabas antes de empezar con tu experiencia en el campo laboral? ¿O incluso has llegado a pensar que estás estancado en tu desarrollo?


En ocasiones buscamos alcanzar nuestros objetivos rápidamente y, al ver que no se logran tan pronto como los esperábamos desde un principio, nos desanimamos y empezamos a procrastinar, lo cual nos va alejando aún más de nuestras metas.


Para evitar que esto pase, los japoneses tienen una filosofía de mejora continua que ha ayudado a grandes empresas, por ejemplo, de la industria automotriz y tecnológica como Toyota, Nissan o Sony, a impulsar su crecimiento y mejorar su productividad considerablemente.


¿Cuál es esa filosofía? El Método Kaizen. ¿Qué significa? “Kai” refiere a cambio, y “Zen” quiere decir mejora, por lo tanto, es la acción del cambio para mejorar. El objetivo de éste es que no pase un día sin que hayas progresado y te acerques cada vez más a tus objetivos.

La clave de su eficacia es el compromiso propio y la autodisciplina para llevarlo a cabo. Ahora que sabes su significado, te comparto enseguida cómo aplicarlo para impulsar tu crecimiento profesional y mejorar tu branding personal:


1. Seiri (clasificación): identifica aquello que te distrae de tus objetivos para así priorizar lo esencial: acciones, objetos, lugares; por ejemplo, tener una agenda te ayudará a ser más eficiente, y tener un escritorio lleno de papeles frenará tu trabajo.


2. Seiton (orden): una vez que hayas clasificado, es necesario que ordenes tus materiales de trabajo; estira tus brazos y los objetos que entren en este espacio serán tu prioridad. Asimismo, procura el orden dentro de tu computadora y celular.


3. Seiso (limpieza): este paso lo tienes que realizar todos los días. Limpia tu área de trabajo, borra archivos innecesarios y vacía tu mente. Al día siguiente empezarás más rápidamente tu jornada y aumentarás tu productividad.


4. Seiketsu (estandarización): es importante que los pasos anteriores se conviertan en hábitos y logres medir su efectividad, ya sea con una aplicación, un checklist de tus pendientes o elaborando gráficas que ayuden a cuantificar tu crecimiento diario.


5. Shitsuke (disciplina): refiere a la actitud y compromiso que tienes contigo y con tus metas, pues la práctica continua mejora tu disciplina. Puedes apoyarte en alguien cercano, tener visibles frases que te motiven o tener recordatorios en tu celular.


Las 5 “S” del Método Kaizen para impulsar tu crecimiento profesional no solamente las puedes aplicar en tu trabajo, también las puedes llevar a cada aspecto de tu vida donde desees tener una mejora. Enfócate en tus resultados, pero no olvides disfrutar del proceso.

6 vistas