• Carolina Bejar

OLVÍDATE DE LA FATIGA POR ZOOM HACIENDO ESTO.


Todos hemos estado en al menos una videollamada con nuestro equipo laboral, amigos o familiares. Este medio es tan frecuente y tan utilizado que en algunos momentos puede resultar muy tedioso: aquí algunos consejos para aminorar esta sensación.


Las videoconferencias nos han permitido mantener nuestras relaciones sociales y laborales, a pesar del aislamiento provocado por la pandemia; sin embargo, el aumento de tantos encuentros digitales está provocando lo que se conoce como “fatiga por Zoom”.


No es exclusivo de esta herramienta, se aplica a cualquiera como Hangouts, Skype, Teams, etc., pues en un principio fueron una novedad para todos. Sólo que ahora el estrés es cada vez más común al utilizar a toda hora cualquiera de estas plataformas para comunicarnos.


De acuerdo con un estudio de la Universidad de Stanford, las principales causas por las que se genera estrés y cansancio en estas situaciones virtuales es porque, aunque nos estemos viendo a través de la pantalla, sigue siendo una barrera de comunicación.


También implica mayor concentración en las palabras, pues muchas veces los movimientos de las manos o los gestos son limitados. Además, a muchas personas les genera ansiedad el sentirse observadas o lidiar con los problemas comunes de la tecnología.


Si te es posible, haz descansos o apaga por momentos tu cámara pero, si tú eres la persona que va a presentar o dirigir la reunión, a continuación te comparto 5 secretos para combatir la fatiga por Zoom y tener videoconferencias más interesantes:


· Experimenta con tu vestimenta: el pequeño espacio que tenemos al hacer videoconferencias hace que la parte superior de nuestro cuerpo cobre mayor importancia, por ello, procura que el color que uses contraste con tu pared de fondo.


Recuerda que el código de vestimenta es más relajado, así podrás probar nuevas combinaciones que vayan con tu estilo personal. También puedes usar algunos accesorios cerca del rostro y además debes cuidar el tamaño de los estampados.


· Juega con tu voz: puedes subir o bajar el volumen al hablar para enfatizar lo que dices y captar la atención de los demás. También puedes intentar con tonos graves y agudos o, incluso, hacer pausas para generar mayor interés.


· Incluye el Storytelling: si quieres que la información que presentes sea un 22% más recordada, preséntala en forma de historias. Busca que sean personales, que generen emociones y sean fáciles de contar.


· Usa el lenguaje corporal a tu favor: tener un espacio limitado implica que tus movimientos sean más altos para que se vean en pantalla. Juega con la distancia en pantalla, aléjate o acércate dependiendo de lo que desees transmitir.


· Ten invitados o material de apoyo: para darle versatilidad a tu videoconferencia, incluye videos relacionados con tu tema o invita a alguien más a hablar de ello. Al ser una cara nueva, llamará la atención de los participantes.


Aplica estos 5 secretos para combatir la fatiga por Zoom y tener videoconferencias más interesantes de ahora en adelante. Recuerda que la construcción de tu branding personal se hace día a día y así también aunque trabajemos desde casa. ¡Sigue trabajando en ello!


1 vista