• Carolina Bejar

Si tu imagen no sobresale entre el resto, ¡No Eres Nadie!

Dentro de la especialización me enseñaron la importancia de hacer el estudio FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades, Amenazas) para reconocer la situación de una empresa y de las personas; sin duda este análisis ha sido de gran ayuda, pero actualmente considero que se queda corto y está lejos de la realidad, de un mundo cambiante y principalmente innovador.

Con las nuevas tecnologías y medios de marketing digital que existen, tu proyección ahora es más importante que nunca. Ya no es solo quién eres y qué haces; ahora si tu imagen no sobresale entre el resto, no eres nadie! Cuando me refiero a sobresalir, no quiere decir que seas extravagante o escandaloso, porque existe una repercusión. Más bien, me refiero a ser auténtico, consistente con tus mensajes, tanto verbales como no verbales. Congruente con lo que eres y te define; en resumidas cuentas, que tengas algo solo tuyo, que te posicione y a la vez te diferencie. Aquí está la clave y esto se llama Personal Branding.

Y ¿Cómo lograrlo?

Reconoce los valores que son parte de ti; ¿Eres la persona que actúa de inmediato y propone? ¿Te quedas analizando las diferentes situación y buscas opciones? ¿Comentas las cosas con los demás para que entre todos busquen solución? ¿Te aíslas porque en soledad te es más fácil pensar? En fin, tu forma de actuar define si eres el proactivo, analítico, social, lo importante es que sepas que te hace ser “tú”. Por ejemplo, piensa en personajes como, Lady D, Steve Jobs o el mismo Donald Trump, sin duda todos ellos tienen esa parte que los hace únicos, nos gusten o no.

Además, también es indispensable considerar tu apariencia, ya que esto también es fundamental y deja una gran huella. Desde el momento que decides tú guardarropa, peinado y arreglo, tu mensaje al mundo ¡está establecido! Ya sea que te guste o no, las personas te juzgan haciéndose una idea de ti, y esto en tan solo  dos segundos.

Ahora, para que realmente sea un diferenciador es indispensable la congruencia. No es cuestión de aparentar. Debes siempre alinearte a cómo te ves y cómo actúas, para lograr ser consistente. Y todo esto hay que estar trabajándolo todos los días. No hay descanso ni excusas. Si quieres ser diferenciado tienes que serlo en todo momento

0 vistas