• Carolina Bejar

Solo cinco minutos necesitas para arruinar tu reputación

Sabías que el 92 por ciento de las empresas utilizan las redes sociales para seleccionar a los candidatos a un puesto de trabajo. Ahora bien, ¿Es suficiente con cuidar tu perfil únicamente en LinkedIn, sin prestar atención a nuestra reputación en Facebook, Twitter y afines? La respuesta es ¡NO!

LinkedIn es la red más revisada por las compañías que buscan empleados (con 86%),  pero de igual menera revisan tu  Facebook (en un 60 %) y tu Twitter (50 %).

“Se necesitan veinte años para construir una reputación y cinco minutos para arruinarla”. Esta sentencia es bien válida para la temática que nos convoca: la información que compartimos en Internet (textos, imágenes, videos, etc.) habla de nosotros.

Consejos:

  1. Es recomendable analizar, en cada red social, las opciones de privacidad.

  2. Presta atención a cada cosa que publicas (imágenes y texto)

  3. Googlea tu nombre: esta acción brindará un buen parámetro de tu reputación online. Si aparece información errónea, indebida o no consentida por ti, pues es hora de tomar las riendas.

  4. Los especialistas aconsejan contar hasta diez antes de publicar un tuit,  en Facebook, o en cualquiera de las redes sociales.

0 vistas