• Carolina Bejar

Tu talento o tu imagen ¿Qué te ayuda a venderte mejor?

En varias de mis colaboraciones anteriores te he mencionado que la congruencia y coherencia es importante en todo momento, tanto en la vida diaria como en el trabajo, y aquí, no es la excepción.

Generar un equilibrio en todos los aspectos de la vida, es un reto a alcanzar, pero no es imposible. Aunque aquí la interrogante sería: ¿Qué es más importante entre tu talento o tu imagen?

Si nos basamos en la típica expresión de “te reciben como vistes y te despiden como piensas”, mi respuesta en primera instancia sería que “la imagen”. Si bien, la imagen es sólo el molde o la forma, es lo que a primera vista te abre esa puerta, generar empatía con el contacto visual, una mirada, un saludo. Pero si continuamos, el fondo es fundamental, es lo que hace que permanezcas con alguien, que quiera seguir escuchándote e incluso que se genere una venta, un trabajo o un ascenso.

En esta ocasión te quiero platicar un gran secreto: ¿qué te parece hacer una combinación y tener un adecuado equilibrio entre imagen y talento. Por ello algunos tips que te doy para venderte mejor serían:

  1. Viste de acuerdo a la ocasión. Es sumamente incómodo que llegues a un lugar y te sientas fuera de lugar porque todo el mundo está vestido de traje y tú quieras aparecer con una apariencia de manera casual.

  1. En cualquier ámbito y lugar, el código de vestimenta es fundamental y acatarlo es respetar el lugar y a las personas que te invitan, así sea incluso una junta de trabajo importante.

  2. Sé consciente e infórmate de todos los detalles en tu entorno con lo que vas a vender. Saber de tu servicio o producto a fondo es imprescindible, así como es muy importante saber a quién te diriges para concretar un acuerdo. Esto hará al otro interesarse por tu narrativa y aunque el punto anterior te servirá a abrir la puerta, si no tenemos en cuenta la información que necesitamos para nuestros clientes, esa misma puerta se cerrará.

  3. Destaca tus diferenciadores ante la competencia. ¿por qué tú y no otros? Ante un mundo altamente competitivo, esto es lo que hará a tus clientes que se decidan por ti, por ello, define claramente cuáles son tus diferenciadores; recuerda, no existen dos personas o productos exactamente iguales, así que destaca siempre tus diferenciadores.

  4. Genera confianza. Uno de los aspectos más importantes para este punto es el contacto visual, este es fundamental al estar con tus clientes o proveedores pues genera credibilidad, saludar con seguridad y firmeza, reafirman tu mensaje.

  5. Escucha lo que tu cliente tiene que decirte. La habilidad de saber escucharha demostrado ser uno de los elementos que mayor impacto puede tener en la productividad comercial.

Así, la unión de estos puntos, imagen y talento, son una adecuada mezcla para que tu personal branding esté completo y no seas solo uno y la ausencia del otro. ¿Te hace falta alguno? ¡A trabajar!

0 vistas