• Carolina Bejar

USAR LA MISMA ROPA ES LA CLAVE DE LAS PERSONAS EXITOSAS


La frase “menos es más” aplica para diversas cuestiones de la vida, entre ellas la forma en la cual nos vestimos. La simplicidad de la ropa que usamos puede garantizar la proyección de una imagen profesional y este artículo explicará por qué.


Durante la rutina de la mayoría de las personas existe la pregunta “¿qué me pongo?”. Muchas veces se tiene una idea de qué utilizar o se invierte una gran cantidad de tiempo en resolverlo, quizá cumpliendo o no sus objetivos de proyección de la propia imagen.


De acuerdo con datos mencionados en la BBC, se calcula que tomamos aproximadamente 2.000 resoluciones por hora, teniendo como principal consecuencia la fatiga de decisiones: esto aumenta el cansancio, existe menor autocontrol y debilita tomar decisiones asertivas.


Esto lo saben personas como Steve Jobs, Carolina Herrera, Mark Zuckerberg o Barak Obama, quienes optan por tener un closet minimalista con piezas que combinan entre ellas. Esto no significa utilizar exactamente la misma ropa, sino que sean de un mismo estilo.


Tanto es el impacto de la vestimenta en su propia marca que, aun cuando la persona no se encuentre presente, puedes identificar cómo están vestidos y tener una imagen poderosa de ella, una imagen mental que llega de manera casi instantánea y siempre es la misma.


Por ejemplo, ¿recuerdas cómo estaba vestido Steve Jobs? Seguramente te imaginaste una playera de cuello mao negra, jeans y tenis blancos. Estas prendas no estaban elegidas al azar, tenían un mensaje claro: elegancia y simplicidad que reluce a simple vista.


En palabras de Steve Jobs, “lo simple puede ser más difícil que lo complejo: tienes que trabajar duro para tener un pensamiento claro y simplificarlo. Al final vale la pena porque una vez que llegas allí, puedes mover montañas".


Tú también puedes adoptar esta poderosa estrategia de branding personal y descubrir estas 5 razones del porqué usar la misma ropa es la clave de las personas exitosas:


1. Aumenta tu seguridad y confianza: cuando tienes un guardarropa inteligente o con prendas escogidas previamente de acuerdo con tus necesidades y objetivos, tendrás la confianza de que cada prenda sumará a tu imagen.


2. Optimización de tu guardarropa: tener prendas que van relacionadas a tu forma de cuerpo y rostro, con los mejores colores para ti y que son de tu estilo, hará que puedas hacer elecciones más acertadas para cumplir tus objetivos.


3. Aprovechas mejor el tiempo: cuando tu armario tiene las prendas necesarias y que combinan entre sí, es más sencillo y práctico que estés listo a tiempo cada mañana.


4. Posicionamiento de tu branding personal: adoptar un estilo en tu forma de vestir será parte de la construcción de tu marca personal. Busca que lo proyectado sea coherente con tu profesión, tu estilo y esencia.


5. Reduces gastos: uniformar tu forma de vestir eliminará tus gastos en ropa innecesaria o que compraste por impulso, pues cada prenda que compone tu guardarropa cumplirá con tus objetivos de proyección.


Recuerda que usar la misma ropa es la clave de las personas exitosas y, para ello, un Consultor de Imagen puede ser tu mejor aliado: te ayudará con las mejores estrategias para que, mediante tu apariencia, proyectes la mejor versión de ti.

4 vistas