• Carolina Bejar

5 CLAVES PARA DESCONECTARTE DEL TRABAJO Y SEGUIR SIENDO EXITOSO.


El trabajo puede absorber mucho tiempo de tu día, sin embargo, es necesario que aprendas a tomar las riendas de tus horarios y no sobrecargarte de actividades laborales. Esto te ayudará a tener una mente sana y tiempo libre para ti.

Seguramente te ha pasado que, a pesar de haber concluido tu horario laboral, sigues pendiente del correo electrónico, contestas mensajes de tu jefe fuera de la oficina o, incluso, en tus días libres atiendes llamadas del trabajo.

Esta situación es muy común para la mayoría de los mexicanos que trabajan más de 8 horas al día, lo que los lleva a estar en un estado “always on”, es decir, estar siempre disponible por medio del celular para cuestiones laborales.

Mantenerte alerta y pendiente del trabajo tiene consecuencias desde las físicas como dolores de cabeza o musculares, aumento en la tensión arterial o fatiga crónica, hasta las psicológicas y emocionales como estrés, ansiedad, mal humor, agotamiento intelectual, etc.

De acuerdo con Travis Bradberry, autor del libro Inteligencia emocional 2.0: Estrategias, puedes ser más productivo y alcanzar tus objetivos cuando controlas tus emociones para permanecer tranquilo a comparación de cuando vives bajo presión.

A continuación, te comparto 5 claves para desconectarte y seguir siendo exitoso que puedes aplicar desde hoy:

1. Establece límites: recuerda que tener tiempo libre no te convierte en irresponsable, pues este es necesario para mantenerte sano. Dibuja la línea entre tu vida laboral y personal al decir “no”, cuando valoras tu tiempo, los demás también lo harán.

2. Ten una rutina: establece horarios para tus actividades, considera momentos de desconexión como tu hora de comida y la hora máxima para terminar tu jornada laboral. La disciplina es la clave para lograr tus objetivos y tener mejor salud mental.

3. Haz una transición con tu ropa: cuando trabajas, quizás usas una ropa específica, así que cuando desees desconectarte, cambia a una más cómoda. Esto ayudará a tu mente a diferenciar entre el horario laboral y el del ocio, y actuar en consecuencia.

4. Disminuye el uso del celular o computadora: estar conectado a internet aumenta las posibilidades de que estés al pendiente del trabajo. Si es posible, apaga tus dispositivos para disfrutar del tiempo para ti.

5. Retoma tus hobbies: tener una actividad diaria que te apasiona reduce el estrés y te ayudará a recargar energías. Puede ser cualquier actividad que te haga olvidarte del trabajo como leer, hacer deporte, pintar, tocar algún instrumento, etc.

Con estas 5 claves será posible que tomes decisiones más conscientes; recuerda que todo depende de ti: no dejes que el trabajo te controle. El branding personal no trata sólo de cómo te ves, sino también de cómo te sientes y cómo lo proyectas a los demás.