• Carolina Bejar

SOBRECARGO Y GIMNASTAS OLÍMPICAS SORPRENDEN CON SU CAMBIO DE IMAGEN.


En estos tiempos, pensar que la ropa o los colores tienen un género entra en controversia, pues se ha demostrado que no representan tus habilidades. Sin embargo, hay que aprender a escoger lo que mejor se nos ve.

¿Piensas que hay prendas de vestir estrictamente para hombres y para mujeres? ¿O que ciertos colores corresponden a cada uno de los géneros? Incluso, ¿crees que solamente puedes vestir de una manera dependiendo de tu profesión?

Actualmente, las mujeres están revolucionando múltiples sectores como el laboral, político o deportivo. Y cada vez más se están rompiendo estereotipos sobre cuál es la “mejor manera de vestirse”.

Un claro ejemplo es el de las sobrecargos de la aerolínea Ucraniana SkyUp, quienes cambiaron las faldas y tacones por trajes cómodos de pantalón con tenis, a fin de “ser dinámicos y flexibles para encontrar soluciones y ser más efectivas”, afirmó la aerolínea.

Otro caso muy sonado es el de las gimnastas alemanas en los Juegos Olímpicos Tokio 2020, quienes renunciaron a los uniformes con corte bikini y optaron por trajes completos, lo cual no afectó en su desempeño en las pruebas; al contrario, las hacía sentir “más cómodas y seguras”, según mencionaron sus entrenadores.

La ropa es una segunda piel y no define tus capacidades; sin embargo, de acuerdo con una investigación de Darlene Prince, CEO de Well Said, Inc., la apariencia influye fuertemente en la impresión de otras personas sobre su éxito, autoridad, confiabilidad e inteligencia.

Esto es porque la imagen que proyecta una persona está conformada por un 55% por cómo se viste y arregla, 38% por su lenguaje corporal y 7% por lo que dice. Por ello, te comparto 5 claves para encontrar la ropa que más te favorece y tengas una mejor proyección:

1. Identifica tus necesidades: como en los dos casos antes mencionados, la ropa que estas personas llevaban se adaptó a sus actividades y requerimientos. Toma en cuenta tus tareas diarias para adaptar tu guardarropa a ello.

2. Viste de acuerdo con tus objetivos: una vez que hayas identificado qué es lo que necesitas, piensa en cuál es el mensaje que quieres proyectar: verte más formal y profesional, accesible y cercano, con una imagen jovial o moderna, etc.

3. Lleva la talla correcta: no uses nada que te quede demasiado ajustado ni holgado. El utilizar la talla correcta te hará ver más profesional.

4. Juega con el color: tal vez tengas un color con el que sueles vestir con regularidad; sin embargo, con otros colores también puedes mandar el mensaje que deseas. Abre tu abanico de opciones: juega con la tonalidad y sus combinaciones.

5. De la moda, lo que te acomoda: vestir lo que está en la última tendencia es el objetivo de muchas personas, pero si tu estilo, personalidad y trabajo no se adaptan a ello, no lo utilices. ¡Usa lo que más vaya contigo!

Recuerda que tener una imagen coherente con quién eres, tus valores y tu trabajo, te ayudará a conseguir más fácil tus objetivos. Además, proyectarás mayor seguridad y confianza, lo cual tendrá un impacto positivo en tu imagen y branding personal.

¿Tú proyectas los que deseas con tu imagen? ¿Estás mandando los mensajes adecuados con tu marca? Si quieres explotar tu potencial y fortalecer tu branding personal, tenemos lo que necesitas. Visita nuestra página www.carolinabejar.com.

14 vistas