• Carolina Bejar

Y tú, ¿cuidas tu imagen interior?

Con frecuencia nos preocupamos por lo que los demás ven de nosotros, pero, ¿dónde queda lo que sentimos, pensamos o creemos?

Lo primero que te diré, es que eres el reflejo de lo que guardas en tu interior.

Tal vez no te hayas dado cuenta pero cuando estás triste o cansado, tu lenguaje corporal y tus expresiones faciales, sin duda se encargan de mostrarlo, la mayoría de las ocasiones son inconscientes, por lo que a veces es difícil darte cuenta.

Tu imagen exterior es muy importante, pero lo es más tu interior, aquellas cosas que te preocupan y agobian, que no puedes resolver, tus problemas, miedos, fracasos e incluso tu felicidad y éxitos.

Todo lo que haces, piensas y dejas de hacer conforman tu persona e influye en la manera en que te relacionas no solo con los demás, sino también contigo mismo, por ello, aquí te doy algunas recomendaciones para escuchar ese yo que llevas dentro y proyectar lo mejor de ti desde lo más profundo.

  1. Durante el día, acostumbra al menos 5 minutos para pensar en ti.

  2. Piensa en las cosas que no te ponen de buen humor y reflexiona si vale la pena estar así por aquello que te agobia.

  3. Recuerda siempre que en la vida, tú eres lo más importante y “nadie da lo que no tiene”.

  4. No olvides que la belleza interior siempre es superior a la belleza exterior.

  5. Sé consciente de las posturas y movimientos que dejan ver aquello que no quieres.

Recuerda que la felicidad y la tranquilidad solamente dependen de ti, así que trabaja por aquello que deseas y sueñas.

0 vistas